¿Es adecuado tener “dos amores”?

¿Es adecuado tener “dos amores”?

Lolita de la Colina es una compositora mexicana nacida en Tampico Tamaulipas, de reconocida trayectoria en México y en todo el mundo de habla hispana. Se ha destacado particularmente por sus letras audaces y hasta atrevidas, como aquella canción “Dos amores”, que hizo famosa Manuel Ascanio, en los 80´s.

La canción comienza así…

No debes tener dos amores…lo cual se convirtió en un mensaje y en una recomendación de la autora hacia sus miles de escuchas…y que quizás tenga que ver con la historia personal de la autora…

…es muy complicado besar en dos bocas… lo que cada quien elija hacer con su propia vida, con su cuerpo, con su boca y con sus besos, es un asunto personal…y de nadie más. Aunque…

Más adelante la canción continúa así…

Perdona mi amigo el consejo

mírate en mi espejo que no te suceda.

La pregunta que miles de hombres y mujeres se hacen es: ¿debo ser fiel y evitar ser infiel a mí pareja? ¿Puedo y quiero ser fiel? O, definitivamente: ¡no puedo ser fiel, aunque quiera serlo!

Una de las explicaciones y uno de los comentarios más frecuentes es: “mi pareja ya no me quiere, ya no me ama”. Y, por esa causa, “convive con otra(o)”.

Esta situación que viven infinidad de personas hoy en día, es un tema a tratar en terapia individual y en terapia de pareja por sus repercusiones generalmente desfavorables en ambos ámbitos. Y la pregunta obligada es: ¿por qué los hombres y las mujeres son infieles? ¿Qué hay en su mente, en su corazón, en su cuerpo y en su alma, que los lleva a relacionarse con más de una pareja al mismo tiempo? Las posibles respuestas están íntimamente relacionadas con la historia personal y familiar de cada individuo.

Desafortunadamente en nuestras sociedades machistas, las mujeres siguen siendo consideradas como objetos coleccionables y, por lo tanto, la infidelidad hacia la mujer sigue siendo altamente frecuente. Aunque esta conducta no es exclusiva de los hombres, las mujeres también son infieles a su pareja.

Bajo estas circunstancias, resulta imprescindible, comenzar o recomenzar por tomar conciencia de amarse primeramente así misma(o). El amor y el amarse no tiene que ver con llenar un “espacio” o un “vacío”, con una persona impuesta por la sociedad, la familia o el falaz destino, ni tampoco con la convivencia ocasional, clandestina o descarada con una primera, segunda o tercera persona. Tiene que ver contigo.

Ningún hombre o mujer tiene que vivir su vida sometida(o) absurdamente a otro individuo por su necesidad de sentirse amada(o) o querida(o).

Si en tu experiencia de vida no te has permitido o no has podido reencontrarte contigo misma(o), entonces irremediablemente te perderás en “el otro(a)” y en “los(as) demás”. Generalmente las personas que se la pasan diciendo que no las quieren, que no las aman, no se dan cuenta todavía, que esperan recibir de otro(a) lo que no se pueden dar a sí mismas. Al respecto escribe Alejandro Jodorowsky: “cuando te amas y amas desde esa condición, la fidelidad es natural.” Y agrega: “cuando eres fiel por obligación -impuesta o autoimpuesta-, muy probablemente te eres infiel a ti misma(o)”.

Y la canción continúa…

No debes tener dos auroras
el sol cada día, no sale dos veces…

Afirma Eckart Tolle que el “amor” es una estrategia del ego, para evitar rendirse. El ego tiene sus propios mecanismos de sobrevivencia. Uno de ellos es buscar a “alguien” como un sustituto para no tener que autosometerse y contrariamente “velar por sí mismo”. Continúa Tolle diciendo, que para “el ego, amar, querer o desear son lo mismo”, “escoge a alguien y lo hace especial”. Por el contrario, sigue afirmando, cuando una persona se ama a sí misma, carece de deseo alguno y no siente la necesidad de buscar y poseer a alguien más y mucho menos de cambiar de una a otra persona.

Ya para finalizar Lolita de la Colina canta así…

…No quiero que conmigo llores…
de mis dos amores,
ninguno me queda.

En mi opinión, considero que el amor o el desamor no es “un algo” impuesto por el destino, o que se pueda comprar, u obligación, favor o caridad de “alguien” más. Incluso piensan que se trata del intercambio de “un algo” entre dos personas por mutua conveniencia.

No. Visto así, ese “amor” es la proyección del propio desamor en la pareja, lo cual se puede interpretar como un desequilibrio emocional e incongruencia personal. 

El amarse es asumir la responsabilidad de las propias elecciones u omisiones, sin culpar a nadie de lo que al día de hoy no he hecho o sigo sin hacer por mí misma(o).

Te invitamos a escuchar a Lolita de la Colina con “Dos amores”

David Chino

Psicoterapeuta de Seprodeh

Pescador de almas

Terapia Individual-Terapia de Pareja

WhatsApp’ 5545577258

 

 

54321
(0 votes. Average 0 of 5)